En la oscuridad, para siempre.

por Preludetram

Ciégate para siempre…

Ciégate para siempre:
también la eternidad está llena de ojos-
allí
se ahoga lo que hizo caminar a las imágenes
al término en que han aparecido,
allí
se extingue lo que del lenguaje
también te ha retirado con un gesto,
lo que dejabas iniciarse como
la danza de dos palabras sólo hechas
de otoño y seda y nada

Paul Celan.

De “Cambio de aliento” 1967.
Versión de José Ángel Valente

Anuncios