You are not me, but I want to have your horse

por Preludetram

Si algo me quedó  de mi fugaz contacto con Nueva York  fue  la exhibición de William Kentridge que tuve la oportunidad de ver en el Museo de Arte Moderno de la ciudad (MOMA).

Ya antes de viajar había tomado la precaución de enterarme un poco de las muestras temporales de los museos, y al ver “FIVE THEMES”, me había interesado mucho en verla. Así que llegué a NY resulta a hacerlo. No obstante, nada de lo que había alcanzado a leer acerca del autor y de su obra podía haberme preparado para lo que fue estar ahí mismo, viendo sus dibujos, sus animaciones, su montaje de “the magic flaute”, etc.

Kentridge (para los que no lo conocen) es un artista surafricano, nacido en Johanesburgo en el año de 1955. Obtuvo un “Bachelor” en estudios políticos y africanos en su país natal y luego se trasladó a Paris, en donde estudió Mime et Theatre en  L´Ecole Internationale de Theatre Jacques Lecog. Su identidad como artista comenzó a definirse al final de la época de los 70´s, en la cual realizó dos trabajos que delinearon la ruta creativa que seguiría conformando hasta el día de hoy: Pit and Domestic Scenes. Más adelante, Kentridge siguió trabajando en sus dibujos, pero incorporó a su trabajo la animación, y en años más recientes, el diseño. La exhibición que muestra el MOMA es el producto de más de 30 años de trabajo del artista, y recoge tanto su trabajo autobiográfico, como aquellas obras críticas a nivel político y social.

 Las obras que de la muestra son dinámicas, siempre en constante movimiento. Poseen una contundencia escalofriante, y el espectador está envuelto en la danza de significados que emergen de ellas de manera constante y comprometida. El artista surafricano no nos muestra un decálogo vacío de acumulación artística, sino una explosión creativa que deja una huella prácticamente fija en quien está del otro lado de la obra. Las animaciones y los dibujos, los videos performativos y los montajes gráficos, logran un equilibrio admirable entre la forma y el sentido, entre el contenido no verbal y la narrativa que intenta entregarle al público.

Se los recomiendo.

Anuncios